Volvo anuncia la asignación definitiva de Polestar como fabricante de eléctricos

En el verano del 2015, la factoría sueca Volvo adquirió la marca legendaria de vehículos performance Polestar. La colaboración conjunta en el deporte del motor data de lejos. Ahora Volvo anuncia la creación de una división separada específica para vehículos eléctricos. Es el último paso en la transformación de Volvo.

Para comandar el desarrollo de la nueva marca, Volvo Cars también ha anunciado que Thomas Ingenlath, Senior Vice President en Volvo Design, asumirá el nuevo rol de CEO en Polestar. Thomas Ingenlath ha sido la inspiración detrás del renacimiento del diseño ganador de los pasados años.

El nuevo CEO de Polestar trabajará junto a Jonathan Goodman que será el nuevo Jefe de Operaciones.

“Con 25 años de experiencia comercial en la industria automotor, Jonathan esta posicionado idealmente para proveer experiencia operativa a la visión de Thomas, construida sobre la experiencia de un equipo de gestión el cual conducirá Polestar hacia adelante”, dice el presidente ejecutivo de Volvo Cars.

“Polestar será un competidor fidedigno en el mercado global emergente para vehículos preparados de alta gama eléctricos”. Con Polestar somos capaces de ofrecer coches eléctricos a la demanda más exigente del mundo, conductores progresivos de todos los segmentos de mercado”.

Volvo Cars adquirió el 100% del accionariado de Polestar Performance en julio de 2015. En el futuro Polestar ofrecerá vehículos de marca Polestar que no llevarán logotipo de Volvo. También ofrecerán paquetes de optimización para todo el rango de vehículos Volvo bajo la marca Polestar Engineering.

Polestar se aprovechará de sinergias específicas tanto tecnológicas como de ingeniería y se beneficiará de economías de escala como resultado de su conexión con Volvo. Éstas sinergias les permitirán diseñar, desarrollar y construir vehículos preparados eléctricos de alta gama mundialmente triunfadores.

Publicidad: