Volkswagen & Co. ponen en marcha V-Charge: aparcamiento y recarga automatizada para coches eléctricos

iv

Volkswagen apunta con el programa V-Charge al aparcamiento automatizado en un futuro cercano. El coche se busca de manera autónoma una plaza de aparcamiento, encontrando puntos de recarga libres y recarga sus baterías con inducción.

Una vez recargadas las baterías, el coche se busca de manera autónoma una plaza libre de aparcamiento dejando el sitio para otro coche eléctrico. V-Charge se viene desarrollando por seis socios internacionales.

El peso del desarrollo de la tecnología lo lleva la Escuela Técnica de Zurich. Sus correspondencias son: localización visual, planificación de movimientos y reglaje del vehículo, calibración de cámara, reconstrucción 3D de las imágenes de las cámaras así como reconocimiento de los obstáculos. También participa la Escuela Técnica de Braunschweig (Alemania) con responsabilidades en el tema de la gestión de las plazas y la comunicación “V2I“ (vehículo – infraestructura). La empresa alemana Bosch GmbH aporta sus conocimientos y experiencia en los temas de tecnología sensorial. La Universidad italiana de Parma se encarga del reconocimiento de objetos y la Universidad de Oxford realiza mapas detallados para la navegación de las zonas de aparcamiento. Por último también participa la multinacional Volkswagen que aporta plataforma, modulos de control y seguridad así como sistemas de reconocimiento estático y de objetos.

110622_V-Charge_LogoLas tecnologías están mayoritariamente dadas. En una fase de introducción se emplearon tecnologías de cámara y sensorial que actualmente se están instalando en vehículos de serie. Un e-Golf como vehículo empleado para las pruebas cuenta con una amplia red de detección. Dispone de cuatro cámaras de amplio ángulo y dos cámaras de 3D, doce sensores ultrasonido, material digital de cartografía así como una tecnología para la comunicación del vehículo con la infraestructura llamada “Car2X”. El sistema V-Charge reconoce peatones, coches y objetos e identifica plazas libres de aparcamiento, luego envía éste flujo de datos para ser reconstruida una imagen real al momento.

Según las pruebas que se realizan de manera continua en el marco del programa de investigación, V-Charge ya podría entrar en funcionamiento hoy. Localizaciones independientes del gps de interior, mediciones de plazas de aparcamiento en exactitud de centímetros y reconocimiento de ambiente en 360° funcionan de manera fiable así como las reacciones a peatones y vehículos y al tráfico de cruce.

Publicidad: