Ventajas de los coches eléctricos y algunas dudas

green-299410_640Un vehículo del tipo “económico” pero con motor de combustión, gasta entre 3,8 y 5 litros de combustible por cada 100 km que recorra, lo que equivale a unos 4 a 6 euros de gasolina o de diésel. El coche eléctrico necesita 2,5 euros (de consumo de luz eléctrica, que se paga a fin de mes) para los mismos 100 km.

Las baterías de un coche eléctrico en general y en la gran mayoría de los modelos que hay en el mercado tienen una garantía que cubra toda la vida útil del vehículo, por tanto si se produce un fallo del tipo que sea no van a generar ningún gasto al dueño del coche.

En vistas a que la gente no solo confíe en los coches eléctricos, sino que inviertan pensando en el futuro ya que el proceso de descontaminación implica dejar de contaminar, se están dando muchas ayudas, tanto a nivel gubernamental como autonómico para adquirir vehículos realmente ecológicos con cero emisiones.

Otra de las grandes ventajas que se le dan a los coches eléctricos por parte de muchos de los ayuntamientos de España, Madrid fue el primero que impuso esta medida con el fin de incentivar su uso, es el de aparcar gratis sin importar ni la hora ni la zona y que los puntos de recarga públicos también sean gratuitos.

Fiscalmente hablando sin dudas lo más rentable es tener un coche eléctrico, porque para empezar no tiene que pagar el famoso impuesto de Matriculación y porque según el caso, el costo es muy bajo y hasta puede llegar a estar exento en el pago anual del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica

eco-friendly-149801_640

¿Dudas?

Muchos se preguntas que pasa si fallan los cálculos de la autonomía o simplemente nos “despistamos” y nos quedamos sin baterías. Pues deberemos recurrir a los puntos de recarga rápida que por suerte se están implementando de forma moderada pero constante,  en casi todas las ciudades.

Otra de las consultas más frecuentes en cuanto a seguridad en la recarga está relacionada con los puntos que se encuentran a la intemperie. ¿Qué pasa si está lloviendo? ¿No puedo recargar la batería por el riesgo de electrocución? En absoluto. Tanto el coche como los puntos de recarga se encuentran perfectamente aislados en previsión de este tipo de contingencias.

Publicidad: