Stella Lux: el coche eléctrico experimental con 1.000 kilómetros de autonomía

solarmobil-stella-lux

El gran manco de los coches eléctricos como bien es sabido es su carga de batería. Pero esto podría ser pronto parte del pasado. Estudiantes de la Universidad Técnica de Eindhoven han presentado su vehículo solar Stella Lux.

Tras 18 mesese de trabajos de desarrollo los futuros investigadores han construído un coche con capacidad para cuatro personas y que es capaz de recorrer 1.000 kilómetros. Con éste Stella Lux los holandeses han desbancado incluso al coche puntero en autonomía (Tesla Model S) y lo han dejado atrás con sus 450 kilómetros de autonomía. El coche solar llega incluso hasta los 650 kilómetros por la noche o con malas condiciones climatológicas. A todo esto el vehículo ecológico alcanzaría una velocidad máxima de 125 kilómetros / hora.

El equipo de desarrollo junto al proyectmanager Tom Selten están ante todo orgullosos de la eficiencia del Stella Lux. A medios escritos, el proyectmanager declaró: “el coche es un vehículo de energía positiva lo que quiere decir que el coche produce más energía de la que consume“. Los coches normales tienen un 95 por ciento de inutilidad diaria. “Nuestro coche al contrario, aprovecha ese tiempo para producir energía“.

Stella Lux es un coche ligero, aerodinámico y confortable. La energía es provista por placas solares en una superficie de 5,8 metros cuadrados. Una batería con una capacidad de 15 kWh almacena la energía solar. El agregado es más pequeño que otros de tipo convencional y con una capacidad para cuatro personas con autonomía enorme.

Ésta proeza es lograda por los estudiantes de la Universidad de Eindhoven mediante una reducción de la resistencia al viento. Un diseño aerodinámico y materiales ligeros son las grandes ventajas del Stella Lux. El vehículo solar tiene un peso de tan solo 375 kilogramos y en consecuencia mucho menos que coches convencionales que a veces ponen más de una tonelada sobre la balanza.

Además los jóvenes investigadores han diseñado un aparato de navegación que planifica la ruta con más sol. Si llegado el caso se tiene en mente una ruta planificada más larga, el coche almacena con antelación energía para los próximos días.

Funcionalidad diaria con un ojo sobre confort estaban también a la orden del día. Los ocupantes entran al coche mediante cuatro puertas, los asientos cáscara son cómodos y mediante una aplicación tecnológica se sustituye la llave. Una pantalla táctil en la consola central, reposavasos, sistema de ventilación y led de ambiente quieren transmitir la sensación de cierto lujo y hacer olvidar que se trata de un prototipo universitario. “En definitiva queremos transmitir la sensación que nuestro vehículo es realmente útil“, cita al Spiegel el estudiante Melvin de Wildt.

Publicidad: