Skoda muestra en Ginebra en el Vision S una tracción inteligente de híbrido enchufable

skodavisions-01

Skoda ha presentado en Ginebra el estudio Vision S. Revelado el lenguaje de diseño en 2014 con el VisionC, ahora en Ginebra muestran un nuevo prototipo, valedor de las tecnologías del futuro. En el concept car Vision S, los checos presentan un nuevo e inteligente híbrido enchufable.

Según las informaciones del fabricante, el Vision S continúa el nuevo lenguaje de diseño de la marca traducido al segmento de los SUV: el diseño esta visiblemente influenciado del cubismo checo y del tradicional soplado de cristales de áquel país. Las líneas son claras, precisas y de formato marcado.

Con un largo de 4,70 metros, 2,79 metros de batalla, 1,91 metros de ancho y una altura de 1,68 metros el SUV busca una presencia marcada sobre la carretera. Basado en la plataforma de construcción modular MQB de la multinacional Volkswagen, éste coche es el primer Skoda con seis plazas de asiento en tres bancadas.

Destaca la técnica del vehículo concepto. Su tracción híbrida enchufable presta 225 caballos en potencia conjunta, acelera de cero a cien en 7,4 segundos hasta cerca de los 200 kilómetros por hora. Tiene un consumo en ciclo homologado de 1,9 litros a los cien kilómetros. La autonomía puramente eléctrica es de 50 kilómetros.

Cuenta con un motor de combustión 1.4 TSI con 156 caballos y 250 Nm de par motor. El motor de gasolina trabaja con un motor eléctrico que ofrece 40 kW y 220 Nm. Esta integrado en un cambio DSG de seis marchas que transmite la fuerza a las ruedas delanteras. En el eje trasero esta instalado un segundo motor eléctrico con hasta 85 kW de potencia y 270 Nm. Trabaja independientemente de la tracción de eje delantero. La batería de iones litio esta ubicada delante del eje trasero y tiene una capacidad de 12,4 kWh.

El concept car cuenta de esta manera con tracción a las cuatro ruedas que funciona sin elementos de unión mecánicos. Los tres motores se combinan y trabajan en conjunto de una manera muy flexible. El conductor del Skoda Vision S puede elegir entre varios modos de conducción, desde un modo puramente eléctrico hasta el charge modus, siempre con el objetivo de la máxima eficiencia.

Publicidad: