Renault EOLAB: un prototipo híbrido con grandes cambios

La disposición asimétrica en las puertas que ya veíamos en el Veloster de Hyundai, es uno de los rasgos del nuevo prototipo de Renault, el EOLAB, que tiene dos puertas del lado derecho, una del izquierdo y la del portón del maletero en la parte trasera.

Es un hibrido con motor eléctrico de 68 CV y uno de gasolina de 3 cilindros y 999 cc (75 CV) cuyo nexo de unión es la caja de cambios que es automática. Como carece de embrague el motor eléctrico solo es capaz de comenzar a funcionar cuando el vehículo ya está circulando, pero para el arranque se usa el de combustión.

Renault_EolabEl modelo EOLAB tiene el motor colocado con una inclinación de 49 grados con el fin de reducir espacios y alturas en la carrocería al igual que pasa con el Twingo, pero a diferencia de éste, en el nuevo prototipo lo han colocado en la parte delantera del coche en vez de la trasera.

Según su tamaño se lo considera una berlina del segmento B (la misma del Clío) y su peso es de 995 kg, cifra que resulta significativamente menor en comparación con el resto de vehículos del mismo sector (este era uno de los objetivos que perseguía Renault con este prototipo)

Esta reducción en el peso se ha conseguido recurriendo a varios cambios; uno de ellos ha sido en el ámbito de los materiales ya que por ejemplo el techo del EOLAB es de magnesio, por lo que en vez de 10 kg (que es lo que pesaría si fuera de acero) solo pesa 4.5 kg.

Renault-EolabLa batería es de ion Litio de 6,7 KW y puede ser enchufada directamente a la corriente eléctrica para proceder a su recarga. Renault asegura que su autonomía (en modo 100 % eléctrico) es de 60 kilómetros y su velocidad (máxima también en modo eléctrico) es de 120 km/h; en cuanto al rendimiento de combustible el consumo está en 1 litro / 100 kilómetros recorridos (homologados)

Los ingenieros de Renault han trabajado duro para conseguir esas magníficas cifras en el consumo y lo han logrado además de reduciendo el peso como ya hemos comentado, mejorando de forma más eficaz el rendimiento aerodinámico y eliminando los elementos móviles externos que podían generar resistencia al aire a medida que se avanzaba.

renault-eolab-concept-heading-to-paris-motor-show-video-photo-gallery_6Por esa razón este coche no tiene espejos retrovisores de ningún tipo (ni internos ni externos) sino que una serie de cámaras captan las imágenes exteriores y las proyectan en tres pantallas que se encuentran acondicionadas para tal fin dentro del habitáculo. El resultado es un factor de resistencia aerodinámica de apenas 0.47 m2 contra los 0.67 m2 de un Clío.

Las únicas piezas móviles externas que tiene la carrocería del EOLAB son dos alerones colocados en los laterales del paragolpes trasero que pueden abrirse hasta 5 cm si se superan los 70 km/h, uno delantero que en las condiciones de velocidad mencionadas baja hasta 10 cm y la llantas con radios móviles por si fuera necesario refrigerarlos.

Publicidad: