Hackeando al Tesla Model S

Una de las mejores formas de lograr un aumento real en la seguridad informática es que alguien logre hackear nuestros sistemas, o sea que encuentre los puntos vulnerables y consiga “meterse” donde se le dé la gana. La parte positiva está en que después nos cuente cómo lo hizo o al menos se chive de cuáles son nuestros “puntos flacos”.

Tesla-computer-consoleA mediados del 2014 en el marco de una conferencia mundial llamada SyScan 360 que versaba sobre el tema de la seguridad en las redes y se desarrolló en la ciudad de Beijing, la empresa Tesla ofreció una suculenta cantidad de dinero a quienes lograsen hackear el según ellos “blindado” sistema de seguridad de su famoso Model S.

Un equipo de la Universidad de Zhejiang compuesto por informáticos de muy alto nivel aceptó el reto y consiguió controlar una gran cantidad de componentes del mencionado vehículo, aunque el sistema eléctrico y motriz central del lujoso Model S permaneció inaccesible aun ante sus brillantes maniobras de hackeo.

SyScan es la sigla de Symposium of Security for Asia o sea Simposio de la Seguridad de Asia en el marco del cual se anunció públicamente que siguiendo las directivas del reto que presentó la empresa Tesla, este grupo de hackers logró hacerse con el control de varios elementos vitales del coche.Screen-Shot-2013-02-14-at-2.54.13-PM

Con el vehículo en circulación el equipo de la Universidad de Zheijiang logró prender y apagar todas las luces del Tesla Model S, hacer sonar la bocina, subir y bajar los cristales y manipular el techo solar, los seguros de las puertas, los limpiaparabrisas y el sistema de ABS, activándolos o desactivándolos a placer.

Los jóvenes hackers no se llevaron el premio gordo que ascendía a 10000 dólares o sea unos 7500 euros, pues no consiguieron un dominio total, pero su esfuerzo y sus logros fueron públicamente reconocidos y difundidos, ya que demostraron que el Tesla Model S no contaba con un sistema completamente invulnerable.

La empresa agradeció el apoyo y el esfuerzo de los jóvenes informáticos chinos que le presentaron un detallado informe y explicó que gracias a las conclusiones del mismo y a los fallos encontrados por ellos les sería mucho más fácil reforzar el sistema y mejorarlo con vistas al futuro.

Y si bien es obvio que nadie contará el “secreto” de cómo lo han conseguido, trascendió que la que podría llamarse “puerta de Acceso” podría tener alguna relación con un código de una app del Tesla Model S compuesto por seis dígitos y creada para los Smartphones.

Publicidad: