Polestar 1 híbrido enchufable con 600 caballos de potencia

Presentado el primer híbrido enchufable Polestar acorde a los designios de Volvo de presentar a partir de 2019 todo modelo de la marca con al menos un motor eléctrico. La autonomía en modo puro eléctrico estaría en los 150 kilómetros.

El Polestar 1 en un principio sigue contando con motor de combustión pero desde Volvo dicen que con “ésta autonomía prácticamente la mayor del mercado de todos los híbridos enchufables, consideramos al Polestar más que un coche eléctrico que es apoyado por un motor de combustión”. Todos los futuros modelos Polestar serán eléctricos puros pero el Polestar 1 auna la tecnología del presente con el futuro.

La tracción del Polestar 1 se saca de dos motores eléctricos en el eje trasero con una potencia conjunta de 218 caballos y un motor de cuatro cilindros de la familia de motores Volvo Drive-E que prestan como potencia sistémica 600 caballos con 1.000 Nm par motor.

Hablamos de un cupé que basa en la plataforma SPA de Volvo. No obstante, según indica el fabricante cerca del 50 por ciento de las piezas son nuevas y están fabricadas a medida por los ingenierios de la marca. El Polestar 1 tiene un largo de 4,50 metros.

El desarrollo específico pasa por el sistema de dos motores eléctricos. Éstos se conectan entre si mediante un engranaje planetario. En un modo pure electric el Polestar se conduce de manera eléctrica con tracción trasera. Para distancias mayores, los motores eléctricos trabajan junto al cuatro cilindros de 2.0 litros gasolina. Éste transmite la potencia al eje delantero. Con ésto la potencia sistémica esta en 600 caballos.

Las baterías estan ubicadas por encima del eje trasero en el tunel de transmisión. Las baterías tienen una potencia de 34 kWh y cabe desatacar una pieza de carbono situada encima de la parte trasera del tunel que ocupa todo el ancho de la carrocería de tal manera que garantiza una mayor rigidez en todo éste área en hasta un 60 por ciento.

Ésta no es la única pieza del Polestar 1 fabricada en carbono sino que gran parte de toda la carrocería del coche se compone principalmente de fibra de carbono. De ésta manera según el fabricante se logra reducir el peso en 230 kilogramos y aumentar la rigidez de torsión en un 45 por ciento. Además la reducción de peso en piezas superiores posibilita bajar el punto de gravedad del coche lo que mejora la maniobrabilidad y la dinámica del Polestar 1.

Publicidad: