Nissan presenta en Las Vegas la tecnología brain to vehicle

Un desarrollo tecnológico que provéera al conductor con más diversión y mejores satisfacciones al volante. El sistema analiza y responde a las sensaciones cerebrales del conductor en tiempo real. La tecnología se presentará en la CES de Las Vegas 2018.

La tecnología es resultado de la decodificación de sensaciones cerebrales para predecir acciones conductivas y detectar disconformidades.

La tecnología brain to vehicle ofrece dos beneficios clave:

– Facilita las reacciones del conductor al volante potenciado al conductor para alcanzar su potencial conductivo máximo manteniendo siempre el control.
– Provée personalización de conducción autónoma en tiempo real como otras funciones, algo de lo que no hay precedentes.

El funcionamiento de la tecnología pasa por predecir. Cuando en un modo de conducción manual el sistema identifica señales cerebrales del inicio de un movimiento como puede ser realizar un giro del volante o presionar con mayor fuerza el pedal del acelerador.

Llegada la detección del inicio del movimiento, el sistema puede reaccionar más rápido activando funciones automáticas del coche. Ésta tecnología perfecciona los tiempos de reacción y resulta en sensaciones de conducción más placenteras.

La segunda función de la tecnología es la detección. En un modo de conducción autónoma al detectar conformidad o disconformidad del conductor, el sistema de inteligencia artificial puede alterar la configuación de conducción para hacérselo más fácil al conductor.

Si un conductor prefiere que su coche circule por un carril de mayor velocidad a lo largo de por ejemplo una autopista, el sistema recoge ésta sensación cerebral y llevará el vehículo a la situación esperada por el conductor.

La tecnología Nissan brain to vehicle provée el primer sistema mundial de análisis en tiempo real de detección de la actividad cerebral durante la conducción. Incluye reacciones mecánicas programdas adelantándose a movimientos intencionados como por ejemplo el giro del volante. Éstas reacciones de adelantamiento a los movimientos conocidos como MRCP (potencial corticoide) conllevan el comienzo de una actividad mecánica del coche.

Publicidad: