Nissan Leaf modelo 2018 – El eléctrico más vendido –

La marca nipona presenta en breve su segunda generación del coche más vendido. 300.000 unidades ya han sido fabricadas y ahora presenta un vehículo con diseño más convencional, más autonomía y más potencia.

Ahora Nissan nos ofrece un nuevo Leaf que la verdad podríamos decir un reestilizado Leaf. La cuestión es la capacidad de la batería del nuevo Leaf. Cierto es que contra todo pronóstico no hablamos de una batería de mayor capacidad. Tan solo son 40 kWh lo que viene a ser 20 kWh menos que el Opel Ampera-E.

No obstante esto no es un argumento que lastra la efectividad y la genialidad de éste coche. El nuevo Nissan Leaf en aras según el mismo fabricante, de un modelo de 60 kWh no defrauda. Hay que tener en cuenta que si bien la capacidad de batería se mantiene y no aumento, si es cierto que el rendimiento sistémico en conjunto mejora.

Ahora el nuevo Leaf se rejuvenece en muchos detalles. El mismo volante dispone ahora de un tacto más natural lo que le da un aspecto más ligero y mejora su estética. En líneas generales, todo el acabado óptico del Nissan Leaf vuelve a los cauces habituales de cualquier vehículo. Aún más, se integra más y mejor en toda la gama de vehículos del fabricante. Ya no hablamos de una gran novedad como coche eléctrico.

El interior mantiene la austeridad del anterior modelo. Acabados en la medida de un gran fabricante generalista, maletero y habitáculo correctos. El gran defecto para el mercado europeo es la falta de regulación en profundidad de la columna de dirección.

También ha habido grandes cambios en la instrumentación. Ahora la pantalla multifunción si bien es más grande, resulta menos moderna. El velocímetro analógico es grande y se ubica a un lado del indicador digital de datos del vehículo.

El nuevo Leaf 2018 tendrá una autonomía de 275 kilómetros. Prestará 150 caballos y según aquellos que ya han probado alguno acelerará con más soltura hasta los 100 km/h que su antecesor.

Añade una función llamada ePedal que permite su conducción tan solo con el pedal del acelerador solventando la frenada a medida que dejamos de pisarlo con una deceleración de 0,2g hasta su completa detención.

Publicidad: