Análisis del Nissan Leaf - el eléctrico más vendido - con 300km de autonomía

Se trata del coche récord en ventas de vehículos eléctricos. En febrero de éste año fueron 100.000 unidades las que se habían vendido del Nissan Leaf. Éste coche junto al segundo coche eléctrico más vendido, Renault Zoe, han sido vendidos en los últimos cinco años hasta en 140.000 ocasiones. No obstante como es característica habitual en vehículos eléctricos, se puede hablar muy bien de ecología pero no de economía. El Nissan Leaf tiene unos precios en su versión más básica que rondan los 29.900 euros hasta los 36.000 euros en su versión superior.

LeafEl Nissan Leaf es un coche interesante. Empezando por su diseño y como es habitual en el sector se trata de un diseño único que recuerda por el frontal al clásico “escarabajo” de la casa Volkswagen. El diseño propio y particular de cada marca es una carácterística que ya se ha convertido en regular y que le da un valor añadido al vehículo. Vehículos como el Toyota Prius se aprovecharon de presentar sus coches con diseños exclusivos y realzaron de esta manera su valor ecológico.

Nissan en su modelo del año 2013 ha logrado más espacio y comodidad en su coche. Comparado con la clase C de Mercedes se puede decir que el Leaf cuenta con mucho más espacio en la bancada posterior. Además con sus 4,45 metros de largo es 20 centímetros más grande que el Golf. La batería se encuentra debajo del piso y Nissan ha incorporado motor, cargador de batería e inversor en la parte delantera del vehículo. El maletero tiene capacidad para 370 litros.

Nissan-Leaf-Test-300x201El coche ofrece con su motor eléctrico 109 caballos de potencia. Equivale a un motor 1.6 diesel del fabricante alemán Volkswagen. Sus 1,5 toneladas de peso los acelera de cero a cien kilómetros por hora en 11,5 segundos, la velocidad máxima es de 144 kilómetros por hora.

Si se opta por una versión superior del Nissan Leaf se puede obtener un sistema de sonido Bosé. La autonomía del vehículo en todas sus versiones es de 199 kilómetros aunque a partir del año 2017 cabe esperar una autonomía mayor hasta los 300 kilómetros. Actualmente y desde el 2009, Nissan trabaja en una nueva célula eléctrica de litio-níquel-manganeso-cobalto. Se espera poder producir pronto en serie en base a esta tecnología.

La toma de carga se encuentra en el centro de la parte delantera del vehículo y mediante un mando a distancia se abre. El propietario se encontrará entonces con dos conexiones de carga, una de carga rápida y otra de carga normal. Una vez desenrollado el cable solo habrá que conectar cada extremo a las respectivas conexiones, una en el enchufe Schuko habitual de casa y otra en el Nissan Leaf. El coche se carga entonces completamente en doce horas. En carga rápida se necesitará únicamente de media hora para cargar desde un treinta hasta un ochenta por cien de su capacidad.

Publicidad: