Nissan BladeGlider, un prototipo eléctrico limitado a dos unidades

ap-20176-bild01_faszination_nissan_bladeglider-jpg-b4bcf138

Cuando el pasado año 2012 durante las 24 h Le Mans se ocupó el legendario garaje 56 por Nissan, se vio la sorpresa. En éste garaje reservado exclusivamente para el resguardo de novedades tecnológicas se estacionó por unos días el Delta Wing. Un bólido equipado con un 1.6 litros de cuatro cilindros que ponía una figura de 60 centímetros de ancho en la parte delantera y 1,70 metros en la zaga. Si bien el Delta Wing no acabo la carrera por un accidente con un Toyota hybrid TS030 la idea de un vehículo optimizado aerodinámicamente con poca refracción neumática, perduró en los pensamientos de los ingenieros de Nissan.

Cuatro años después se presenta una versión potencial de carretera de un Delta Wing modificado y con motor eléctrico en Brasil. Éste vehículo de tres plazas demuestra que a partir de cuasifracasos deportivos se pueden lograr cosas.

Desde el primer momento de entrar en el 4,30 metros de largo BladeGlider gusta. Las puertas ubicadas en la parte trasera se abren en forma de ala de gaviota y no de adelante a atrás sino hacia atrás.
Si bien el conductor tiene que tomar asiento en un asiento estrecho, esto se resarce para los dos acompañantes que pueden tomar asiento en dos plazas individuales cómodas. Los asientos de los acompañantes están ubicados detrás del piloto respectivamente a izquierda y derecha de tal manera que les posibilita la visión hacia delante.

No cuenta con espejos retrovisores. Han sidos sustituidos por dos pequeñas cámaras que proyectan la imagen en un monitor interior. En los monitores ubicados en el volante y en el salpicadero se proyectan los datos relativos a la conducción como velocidad, par motor, estado de batería, etc. Gracias a un volante multifunción se puede configurar la tracción y diversos modos de conducción.

Desde Nissan, desde las más altas líneas ejecutivas enfatizan que el BladeGlider es un coche para amantes del motor. Es un coche que no emite gases ni ruído. Un coche que a más tardar de los segundos que tarda en alcanzar la marca de los 100 km/h llama la atención del conductor. Por su falta de ruído se deja entreveer que aquí hay un motor eléctrico en juego.

La motorización del Nissan BladeGlider presta 268 caballos con un par motor de 707 Nm. La tracción se lleva al eje trasero proveniente de dos motores eléctricos de 130 kW. Uno para cada rueda. La batería es de litio iones y almacena 220 kWh

Publicidad: