National Electric Vehicle Sweden, propietaria de Saab, crea una joint venture con empresas chinas para montar una factoría + un centro de investigación en Tianjin

Ground-breaking-ceremony-Tianjin20150628-web

La empresa de coches Saab tiene una de las historias recientes más interesantes de lucha heroica para su supervivencia. Fundada en 1945 se convirtió en subsidiaria de General Motors en el año 2000. Fue vendida a la empresa holandesa Spyker en 2010, entró en quiebra en 2011 y finalmente fue comprada por el consorcio chino – japonés Nevs en 2012. Tras un breve resurgir de la fabricación, Nevs quebró en 2014 para volver a ponerse en marcha a principios de éste año.

“Ahora la empresa National Electric Vehicle Sweden (Nevs) esta focalizada en producir coches eléctricos de alta calidad con China como mercado inicial“, dice el presidente de Nevs Mattias Bergman. Saab de mano de su matriz Nevs, ha entrado en un nuevo capítulo de su historia. Han creado una alianza con dos empresas estatales chinas. Medios digitales informan que la Tianjin Binhai Hi-Tech Industrial Development Area (THT) y la Beijing State Research Information Technology Company (SRIT) van a pagar 200 millones de dólares por un 30 por ciento del accionariado de Nevs.

Los nuevos partners han anunciado sus planes para una joint venture de una factoría en Tianjin dónde Nevs fabricará coches eléctricos para el mercado de China. Los vehículos se fabricarán probablemente sobre la plataforma de Nevs con nombre Phoenix pero todavía no es conocido si los coches se venderán bajo el nombre de Saab o bajo otra marca.

La factoría de Nevs en Tianjin estará focalizada en coches de energías alternativas con una capacidad anual de 200.000 unidades. De ésta manera, Nevs tendrá dos factorías globales. La factoría ubicada en Trollhättan dará soporte a la factoría de Tianjin con planificación de manufactura, entrenamiento de trabajadores y soporte de producto en su fase inicial.

Saab-9-3-Aero-SedanLa ciudad de Tianjin es una ciudad de la costa de China y las políticas locales vienen subvencionando tanto con fondos públicos como con flotas, los vehículos de propulsión alternativa. La nueva fábrica de Tianjin permitirá hacer crecer el mercado del vehículo eléctrico tanto local como nacional. Además la compañía Nevs destaca que su cooperación con SRIT, la cuál tiene enlaces con el gigante de telecomunicaciones China Unicom, les permitirá tener accesso a las últimas tecnologías tanto de conectividad como de software.

Por otro lado se ha registrado otra joint venture estratégica en el desarrollo del I+D. Aparte de Nevs y SRIT se les unirá como socio la empresa de IT-Teamsun. Las tres empresas combinarán sus competencias industriales y de ingeniería de software para codesarrollar futuras tecnologías de conectividad de automóviles.

El centro de investigación y desarrollo de China será gestionado desde la sede central en Trollhättan. Habrá una colaboración muy cercana tanto del centro de China como del centro de Suecia para así poder desarrollar futuras tecnologías automotrices al igual que productos a la medida del mercado asiático.

Publicidad: