Mitsubishi Outlander PHEV: híbrido enchufable en el día a día

outlander-phev-country-road-shot

El Mitsubishi Outlander híbrido enchufable auna lo mejor de dos mundos: un SUV tracción total enderezado con dos motores eléctricos. Suena bien y es contemporáneo. Pero cómo se bate el crossover eléctrico mejorado en el día a día?

Aún en 2016 un modelo híbrido enchufable despierta gran interés. Sobre todo, si cuenta con una presencia tan marcada como el Mitsubishi Outlander PHEV. “Y dígame, cómo es?“ preguntará el vecino en cuánto se enchufe el eléctrico a la red. Con éste interés, el amigo no es el único: más de 100.000 ejemplares se han vendido del eléctrico japonés en Europa entre 2012 y 2015.

La combinación de un motor de combustión de 121 caballos con respectivamente un motor eléctrico de 82 caballos en eje delantero y trasero no deja indiferente a nadie. Con esto se responde la presgunta del entendido: sí, éste sistema de híbrido enchufable funciona de maravilla y es absolutamente práctico en el día a día. La ventaja la desarrolla la aportación de doble motor eléctrico pero solo en áreas urbanas. Con baterías a plena capacidad el consumo medio en ciudad, es únicamente de 1,7 litros cada 100 kilómetros.

Con batería a tope se alcanza una autonomía de 39 kilómetros en uso real, es decir menos de los 52 kilómetros indicados de fábrica. Si se conducen más de 30 kilómetros diarios, tampoco sería un problema. Con la recuperación también se puede aprovechar algo de energía en los viajes diarios.

Pero el motor de combustión también aporta a la carga de batería a pulso de botón. En 40 minutos, las baterías se han cargado en hasta un 80 por ciento. No obstante, se dispara el consumo de combustible y por otro lado se presta una disminución de potencia.

La dinámica rectilínea del Outlander PHEV es profesional. Con el apoyo eléctrico, el crossover tiene un empuje crujiente, algo que es realmente divertido y en los primeros metros marca más sensaciones que las indicadas por fábrica de 11 segundos de cero a cien. En cuánto se da gas, se sobrepasan rápidamente los diez litros.

Las curvas no son la especialidad de éste 1.982 kilogramos de peso híbrido enchufable. A velocidades altas, el japonés de 4,70 metros de largo tiende a pesar de la tracción eléctrica total hacia el exterior. Los asientos con poca sujección lateral, una dirección indiferente y un volante en cuero demasiado liso no aportan mucho al tema agilidad. Una carrocería tersa se ve exigida en volantazos cerrados.

No obstante, éste Mitsubishi Outlander PHEV lleva la caracterización por parte de sus creadores como SUV familiar. Cuenta con suficiente espacio. El volumen de maletero es de los más altos con sus 451 hasta 1.590 litros

Publicidad: