Los camper del futuro - Nimbus E-Car

Una combinación del clásico transporter “Bulli” de Volkswagen con ingenieria moderna y diseño brasileño. La proposición viene de mano de Eduardo Galvani y trata de un rememoramiento del clásico bus de los 60 pero es eléctrico.

La realidad pasa que el consumidor solo puede coger lo que le ofrece el mercado. Ahí los diseñadores lo tienen más fácil porque ellos trabajan pensando en el futuro. El brasileño Eduardo Galvani ha creado aquí un prototipo de vehículo en forma de tonel que trata de una mezcla entre bus, SUV y offroader.

Un coche con motorización eléctrica en gran parte transparente debido al acristalamiento y con neumáticos 4×4. Galvani se ha imaginado al Nimbus como vehículo para carretera. Pero también valdría para solventar distancias cortas en ciudad. Unos ventanales gigantes garantizan una visión prácticamente en 360º del paisaje que se estuviera recorriendo.

Galvani tiene en mente para la fabricación del Nimbus E-Car materiales ligeros. El aluminio, el titanio o la fibra de vidrio reforzada CFK como se emplea por ejemplo en el BMW i3 serían fundamento del chasis de éste coche. Destaca el portaequipajes en el techo que recuerda sobre el cuál uno se puede acomodar y que evoca recuerdos a algunos modelos de VW.

Medidas 420x210x260 son parecidas en el largo al bully alemán pero un tanto más largo y ancho. Una motorización híbrida en la zaga se encarga de la tracción. No sería eléctrico puro pero al contrario que vehículos híbridos convencionales, el Nimbus E-Car dispondría de un motor de combustión únicamente para recargar la batería de 130 kWh.

Con una autonomía teórica de 320 kilómetros, el consumo sería únicamente de 1,3 litros a los 100 kilómetros. También cabría la posibilidad para otros tipos de tracción como pila de combustible o gas natural.

Además ciertas partes de éste coche de tracción trasera estarían recubiertas de placas solares. Unas placas fotovoltoaicas que acumuilarían energía para recargar la batería de litio iones.

La batería se encontraría en el piso del vehículo bajo los asientos y mantendría de esta manera un centro de gravedad bajo. Los desarrolladores del Nimbus no se imaginan una velocidad máxima alta, cosa que en este caso no sería de importancia. El coche podría circular con máximos 130 km/h.

En el interior habría cabida como corresponde mucho espacio para hasta 5 personas altas. Estarían protegidos por abundantes airbag. Un monitor táctil de 7 pulgadas con acceso al ordenador de abordo daría acceso a muchos modos de conducción, controlaría numerosos extras como el asistente cuesta abajo y ofrece internet más conexión wifi y usb.

Publicidad: