La producción del Opel Ampera-e en Michigan, la consolidación de General Motors

ap-20672-bild00_auto_international_produktion_opel_ampera-e-jpg-cb5b0833

Cuando el Opel Ampera-e llegue a Euopa la próxima primavera, el coche culminará un largo viaje tras de si. El hermano gemelo del Chevrolet Bolt nos llega desde las cercanías de Detroit.

La factoría General Motors Orion cuenta con una larga trayectoria. Inaugurada oficiosamente por el mismísimo Ronald Reagan en los años ochenta de aquí han salido prácticamente todos los modelos que corresponden a coches. Desde Chevrolet a Cadillac y vuelta a empezar.

Hasta al momento, aquí se han fabricado más de 5,1 millones de vehículos. Desde hace tiempo que se vienen fabricando aquí también los modelos híbridos Chevrolet Sonic y Sonic con zaga escalonada. Ahora poco antes de Navidades han llegado aquí los Chevrolet Bolt y el Opel Ampera-e. Las primeras unidades ya se encuentran en el aparcamiento de la factoría.

Actualmente la factoría dispone de una salida de fabricación de 45 vehículos a la hora. Disponen de flexibilidad y pueden establecer hasta tres turnos. Se trabaja seis días a la semana de ocho a ocho horas y media.

Las esperanzas sobre el Chevrolet Bolt y el Opel Ampera-e son altas a ambos lados del Atlántico. Para adecuar la localización en la fabricación de los eléctricos Bolt y Ampera-e, la multinacional General Motors ha invertido en la factoría Orion 160 millones de dólares. Los paquetes de baterías son aprovisionados por LG Chem, en cuánto al resto no hay grandes diferencias con la fabricación de un modelo de combustión.

El paquete de baterías en el suelo del coche es pieza elemental de toda la estructura de carrocería. La calidad es alta, no en vano, se prometen hasta ocho años de garantía y 160.000 kilómetros de autonomía. Un gran centro para desarrollo de baterías ha sido inaugurado en 2008. Abarca casi 8.000 metros cuadrados y dispone de 112 puestos de pruebas de batería.

Al igual que otros fabricantes de coches eléctricos, General Motors compra las baterías al proveedor LG Chem. Tan solo adecuan la tecnología a los distintos modelos, testeando durante día y noche los enormes paquetes de batería en el centro para baterías a las afueras de Detroit.

Aquí cargan y descargan, agitan o someten a los equipos de baterías a altas temperaturas durando algunas pruebas varios días y noches. Los responsables del Opel Ampera-e, Chevrolet Bolt y LG Chem son conscientes cuán importante es la autonomía para un coche eléctrico. El mísmisimo Karl-Thomas Neumann, CEO de Opel, ha prometido autonomías de hasta 500 kilómetros.

Publicidad: