La primera fábrica Tesla en China muy cerca

Que Tesla mira a China desde hace mucho tiempo no es nuevo. Pero los planes de montar una factoría de eléctricos propia en el país asiático hasta el momento nunca llegaron a arrancar convincentemente. No en vano, los fabricantes extranjeros estan supeditados a una asociación en el mercado nacional junto a un partner local.

Ahora parece que el gurú de la electromovilidad Elon Musk esta cerca de un acuerdo con la gobernabilidad de Shangai para montar una factoría local. Así informa Bloomberg haciéndose eco de informaciones de dentro. El acuerdo se cerraría todavía esta semana.

Quien sería el posible partner en esta empresa conjunta no se sabe según estas noticias. Tesla no ha querido decir nada al respecto. En informaciones anteriores se nombró a la multinacional inmobiliaria con sede en Shangai, Shangai Jinqiao Export Processing Zone Development. Ambos socios aportarían a la joint venture cerca de 4,5 mimillones de dólares según se dijo exactamente hace un año.

En China solo se puede vender producto extranjero sin el sobrecoste del 25% en concepto de impuesto de aduanas mediante una asociación local. Esta traba ha sido también motivo para que los fabricantes de coches eléctricos locales pudieran desarrollar su negocio y repartirse el mercado chino con tranquilidad. Con este trasfondo, el país asiático sacó a la carretera en 2015 el mayor número de coches cero emisiones en todo el mundo.

No obstante, los impuestos a la importación que encarecen los vehículos extranjeros parace no ser motivo para detener las ansias de lujo del cliente asiático. Tesla triplico su beneficio en el año pasado hasta 1.000 millones con sus ventas.

Los temores del cliente chino con un coche eléctrico de 150.000 dólares como el Model S parecen ser menores que con una berlina de gama alta de la clase S. Es una realidad que la Administración asiática tiene que afrontar en un futuro próximo la urgencia de la contaminación atmosférica.

Para ello quiere y con los temores de los grandes fabricantes extranjeros como Mercedes o Volkswagen, introducir una cuota de mercado para vehículos eléctricos. Esta cuota entraría en vigor antes de lo esperado en el próximo 2018. Si el fabricante extranjero no alcanza la cuota, tendría que afrontar imponentes sanciones.

Publicidad: