La policía de Baviera conduce ahora un BMW i3

148e9000a018b986

Ahora que la revolución de la movilidad eléctrica esta en marcha, la policía alemana no se quiere quedar atrás. Lo bueno, que cuando el coche patrulla se acerque a ladrón por detrás, apenas le van a oir. Solo cabe esperar que la intervención no tenga lugar cuando la batería este descargada.

La policía de Baviera ha equipado su flota con tres coches puramente eléctricos. Los agentes de la ley y el orden germanos prueban a partir de comienzos del año que viene, tres vehículos BMW i3 en las ciudades de Augsburgo, Nurenberg y Munich. Se quiere comprobar si éste tipo de vehículo se demuestra en las actuaciones policiales y si rinde a las exigencias prácticas, dice el presidente de la policía de Franconia central Johann Rast durante la presentación el pasado jueves de uno de los modelos en Nurenberg.

Las grandes dudas surgen en relación a una autonomía de tan solo 160 kilómetros y de un menor tamaño en comparación con modelos anteriores, continúa diciendo Rast. La carga de la batería con electricidad doméstica será posible en las columnas de abastecimiento de las dependencias policíacas en tan solo seis horas. No obstante en el tema de la autonomía, los representantes de la ley seguramente se vean sorprendidos pues la autonomía real de éstos coches esta por debajo de los 160 kilómetros.

148e900033f1c37eEl BMW i3 es un eléctrico 100 x 100 que fue presentado en el Salón de Frankfurt de 2013. Es un coche con un diseño distinto al resto de vehículos de la marca. Es alto pero a la vez estrecho y tiene un largo de cuatro metros aproximadamente. Lo mismo ocurre en el interior en dónde plásticos y cuero dejan paso a los nuevos materiales de carbono y reciclados. Tiene un peso de 1.195 kilogramos y una potencia de motor de 170 caballos.

Estos coches libres de emisiones y de ruído, tienen en especial, en las grandes urbes muchas ventajas. Con un precio de 37.000 Euros y una velocidad máxima de cerca de 150 kilómetros por hora, el coche tiene muy buena aceleración lo que para el centro de ciudad es muy útil. Además es un coche mucho más manejable y ágil que las antiguas unidades de la policía germana.

Otros aspectos a favor son la poca autonomía necesaria para ciudad. En las ciudades no se suelen recorrer por día más de 100 kilómetros de distancia, salidas a autopista suelen ser poco frecuentes. Los tres coches eléctricos de la policía de Baviera son los primeros coches que se presentan además en los nuevos colores azules en vez del verde clásico de la policía.

Publicidad: