La necesidad de integrar los puntos de recarga como nexo fundamental en el red eléctrica inteligente

la importancia de los puntos de recarga II

La recarga de un vehículo eléctrico tiene que ser más que enchufar un cable: confortable y barato para el propietario de un coche, controlable y eficiente para el proveedor de energía y sobretodo por medio del aumento de uso de energías renovables tiene que estar garantizada la estabilidad del suministro. Esto solo es posible con una red inteligente es decir con puntos de recarga comunicativos e integrados en la red eléctrica.

Para que la electromovilidad se implante, los distintos actores como coches eléctricos, propietarios, proveedor energético, suministradores de infraestructuras, empresas de servicios de facturación y otros han de estar integrados en su conjunto. Los puntos de recarga se deben de poder utilizar independientemente del proveedor y de la ubicación, se deben de poder reservar en la distancia y poder ser utilizados automáticamnte según las preferencias programadas del propietario de un coche eléctrico.

Todos éstos parámetros son necesarios para un desarrollo acorde de la electromovilidad la cuál ya ha llegado. Si bien algunos escenarios optimistas de mercado tienen como objetivo un millón de coches eléctricos para Alemania en 2020, a fecha de hoy las cifras son menores. Para alcanzar los objetivos tendrían que haberse matriculado 100.000 vehículos para 2014 y solo fueron 12.156. Aún así, la política y las empresas estan convencidos de la electromovilidad.

Es imprescindible que los suministradores de energía conozcan datos reales y al momento de los puntos de recarga. Para poder controlar eficientemente el proveedor ha de conocer al momento cuando un coche esta recargando las baterías, dónde se encuentra ese punto de recarga y cuántos puntos de recarga hay además en esa zona de red eléctrica. Además deberá de conocer datos como la potencia necesaria para cada recarga y el estado de la recarga. Para poder garantizar éste flujo de informacion son necesarios puntos de recarga inteligentes.

Como primera medida unitaria hay que tener en consideración la homogenidad de los tipos de la importancia de los puntos de recargaconectores. En Europa se ha implementado el conector llamado de tipo 2 que es un tipo de enchufe trifásico.

En segundo lugar para poder garantizar la recarga de un vehículo en cualquier punto sobre el territorio es necesario un intercambio de informaciones reales entre punto de recarga y coche. Es decir un intercambio de informaciones completo bidireccional entre estos dos elementos, iniciado en el momento de la recarga y que se da durante y después de la recarga. Además hay que contar con interoperabilidad de la infraestructura para que ésta pueda ser integrada en toda la red eléctrica.

Inicialmente se ha desarrollado el sistema CHADEMO por parte de las empresas japonesas TEPCO, Nissan, Mitsubishi y Fuji Heavy Industries (Subaru). Más tarde se incorporó Toyota. Basa en el sistema de diagnóstico de vehículos estándar CAN (ISO 11898) y actualmente se ha regularizado como sistema común según normativas ISO. El estándar sirve ante todo para la recarga rápida de los vehículos para los cuáles se emplea un conector desarrollado por TEPCO.

Actualmente con cerca de 4.200 puntos de recarga CHADEMO repartidos por todo el mundo, se trata del estándar más utilizado.

Publicidad: