La carga por inducción llega a España de la mano de Endesa

Foto

El proyecto “Unplugged“ ha impulsado la investigación de comodidad y sostenibilidad de la carga inductiva para el entorno urbano. Es un proyecto dentro del marco de la Unión Europea del Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo tecnológico 7PM y ha contado con la participación de 17 socios tanto privados como públicos. El presupuesto fue de 2,3 millones y la duración ha sido de dos años y medio.

En éstos dos últimos años y medio se desarrolló un sistema de carga para los coches eléctricos sin cables. Es un sistema flexible que permite la carga de las baterías mediante campo magnético. El vehículo se coloca sobre la plataforma y sin bajarse del coche se recarga la batería.

La clausura del proyecto “Unplugged“ ha tenido lugar en Zaragoza con la presencia de varias personalidades representantes de empresa privada, instituciones y Gobierno de Aragón. Esta iniciativa pionera ha desarrollado a lo largo de los últimos dos años y medio la carga flexible y rápida de vehículos eléctricos sin cables investigando como ésta carga inductiva mejora la comodidad para los entornos urbanos.

El acto ha tenido como elemento principal la inauguración de una plataforma que se ha construído para tal fin, posibilitando la recarga de vehículos hasta 50 kW. Durante el mismo se ha demostrado mediante la carga de un vehículo ligero de 3,7 kw y de una furgoneta de 50 kW la flexibilidad de la carga y la comunicación inteligente entre vehículo y red estando en consonancia con los últimos estándares de recarga por inducción teniéndo en cuenta la interoperabilidad.

Éste es un servicio que no solo ofrece ventajas para vehículos en carretera sino que también ofrece soluciones flexibles según las necesidades de cada cliente de vehículos eléctricos. Ofrece:

  • La posibilidad de una recarga lenta al 100 % mediante 3,7 kW de potencia. Se recarga el coche por la noche.unplugged-300x124
  • Recarga rápida hasta 50 kW pudiéndo dejar el coche estacionado en la plataforma y realizar la mismo tiempo otras gestiones.
  • Disminuye costes gracias a una mayor seguridad de la instalación contar el vandalismo. Las bobinas de recarga se encuentran enterradas en el suelo y ubicadas dentro del coche.
  • Nuevos modelos de negocio para el sector del taxi y del transporte público o centros de ocio.

Las ventajas de la carga inductiva son múltiples y son varios los proyectos europeos en éste ámbito. La carga por inducción ofrece una carga flexible sin cables, posicionándo únicamente el coche sobre una plataforma y sin tener que bajarse de él. El sistema es más seguro contra el vandalismo. El sistema funciona por igual con climatología o elementos adversos ya se bien cubierto de nieve, agua o hielo. El impacto visual en los entornos urbanos es mínimo ya que los elementos estan bajo el suelo.

Publicidad: