Hyundai Ioniq: así se conduce la versión híbrida y la eléctrica

ap-19978-bild01_fahrbericht_hyundai_ioniq_hybrid_und_electric-jpg

Con el Ioniq, la casa Hyundai presenta un modelo que llamará la atención en sus tres variantes. Contamos las primeras experiencias al volante de la versión híbrida y una versión eléctrica.

Hyundai ha logrado con la nueva versión de tracción sostenible Ioniq un coche único. Un vehículo que en punto diseño no deja nada que desear a los actuales modelos alternativos de imagen futuristamente polarizada. Los coreanos dan con el Ioniq el formato perfecto para realizar un vehículo mezcla entre Honda Civic y Toyota Prius.

Pero lo especial en el Ioniq no es su diseño, aquí hablamos del primer vehículo que saldrá al mercado en tres versiones de tracción alternativa distintas. En octubre saldrá al mercado la versión híbrida, seguida en noviembre por la versión puramente eléctrica y finalmente, más adelante, se podrá obtener una versión híbrida enchufable.

El 33.300 Euros caro Hyundai Ioniq Electro dispone de programación de tiempos de recarga que se dejan programar según horas y tarifas de coste de la electricidad. El coche cuenta también de serie con asistente de cambio de carril y temporizador de velocidad con regulador adaptativo de distancia. Puesto que se puede programar la fuerza de recuperación de energía desde el volante multifunción mediante cuatro pestañas acondicionándolo a la dinámica conductiva de cada conductor, se utiliza el pedal de freno prácticamente poco antes de para definitivamente el vehículo. La clave se llama aquí: one-pedal-feeling.

Un contra de éste coche es su tiempo de recarga, 12 horas en un enchufe convencional doméstico. Pero cabe esperar de áquel que se compre éste coche, la instalación de un punto de recarga wallbox en el lugar de estacionamiento habitual. Entonces la recarga se recorta a un tercio del tiempo, es decir unas 4,5 horas.

En un punto de recarga de 100 kWh, el tiempo para una recarga del 80% es incluso solo de 23 minutos. La batería de litio iones de 23 kWh de capacidad dispondrá entonces una autonomía de 230 kilómetros.

La velocidad máxima gira entonces en torno a los 165 km/h. El coche de 120 caballos de potencia y 295 Nm tarda en torno a los diez segundos en acelerar hasta los cien por hora.

En una autonomía similar y una vez alcanzados los límites de carretera nacional, sin apenas emisión de ruído, se conduce el hermano híbrido. El coche de 23.900 Euro sorprende por carecer de botón EV, cosa habitual en el resto de híbridos. Un modo que es exactamente el quid de la cuestión junto al ahorro de combustible en tema de vehículos híbridos.

El Hyundai Ioniq híbrido tiene un peso de 1,4 toneladas con una velocidad punta de 185 km/h. La sustitución del botón EV se realiza de manera electrónica de tal manera que los cinco ocupantes del híbrido, reconocen únicamente mediante un pequeño indicativo verde que están conduciendo en modo eléctrico y en consecuencia ahorran no gastan combustible. El consumo en ciclo homologado sería de 3,4 litros a los 100 kilómetros

Si se hace uso de la máxima aceleración, se combinan los 105 caballos del 1.6 litros cuatro cilindros gasolina con 44 caballos del motor eléctrico hasta una potencia total sistémica de 141 caballos. La energía proviene de una batería litio iones con una capacidad de 1,56 kWh. De igual manera se transmiten 265 Nm mediante cambio automático doble de seis marchas a las ruedas delanteras.

La dirección se denota en todos sus modos agradable y directa. Una cómoda suspensión hacen del Hyundai Ioniq un coche perfecto para ciudad. Un coche que es perfecto sobre todo para familias con varios hijos y conductores profesionales debido a su facilidad de limpieza de las superficies de plástico y su amplitud de maletero.

 

 

 

Publicidad: