Ginebra 2018: Hyundai Nexo un SUV de hidrógeno con 600 kms de autonomía

Finalizado el Salón de Ginebra 2018 nos resta estudiar modelos presentados con perspectivas de futuro. El fabricante coreano presentó en Ginebra entre otros, el Hyundai Nexo. Un SUV con tracción de hidrógeno y una autonomía de 600 kilómetros.

Las medidas son características de SUV: 4,67 metros en el largo, 1,86 metros en el ancho y 1,63 metros en el alto con una batalla de 2,79 metros. Se trata de una evolución del vehículo concepto Hyundai Next Generation FCEV. Con éste nuevo SUV, la multinacional de Corea aumenta su portfolio en vehículos de tracción sostenible junto a las tres variantes del Ioniq o el i10 gas licuado entre otros.

El coche destaca en su óptica por una gran parrilla en la parte delantera con finas luces led a los lados de ésta. Un acabado de techo con línea de flotación sobre el pilar C destaca como característica óptica así como los plásticos de protección bajo el coche. El SUV Nexo tiene un spoiler en la zaga.

La potencia de 163 caballos del coche proviene de una pila de combustible, el par motor es de 394 Nm. El SUV contará con diversos sistemas de asistencia a la conducción englobados en el sistema tecnológico ADAS (Advanced Driver Assistance System). El fabricante nos dice que con ésta tecnología parte de los asistentes son de mayor autonomía. El coche muestra una nueva perspectiva del conductor a partir del habitáculo personal inteligente así como el asiento del conductor realiza pruebas de cara a la vitalidad del conductor asegurando su bienstar.

En la casa Hyundai están orgullosos por su asistente de ángulo muerto. Otras cámaras vigilan los laterales del coche y la zaga del mismo. Las imágenes se proyectan sobre un gran monitor que abarca el espacio comprendido entre la puerta del conductor y la consola central. En Corea dicen ser los primeros fabricantes en ofrecer tal sistema de pantallas.

Otro asistente sería el LFA (Lane Following Assist), lo que sería el asistente de carril. En caso del Nexo, el asistente mantiene el vehículo en el centro del carril. Esto ocurre en hasta una velocidad de 145 km/h pudiendo regular la velocidad en autopista automáticamente mediante datos de navegación por medio del HDA (Highway Driving Assist).

Publicidad: