El Tesla Model S: ¿una buena inversión?

101444284-tesla_s.530x298¿Cómo se explica que un coche usado pueda resultar más caro que el mismo modelo nuevo, sin estrenar? La respuesta es muy simple y se llama exceso de demanda y escasez de oferta. Es lo que ha sucedido con el famoso coche eléctrico estadounidense Tesla Model S.

Según varios portales que se dedican a la venta de coches de segunda mano en EEUU, el Tesla Model S usado ha llegado a precios que superan el costo de uno nuevo y es que la gente los quiere ya, pero como no hay forma de conseguirlos pagan fortunas por los pocos que aparecen en las ventas de ocasión.

Las cifras son absolutamente contundentes al respecto. Un Tesla Model S estándar recién salido de la fábrica y con olor a nuevo tiene un costo de unos 70 mil dólares, mientras que uno de tope de gama está en menos de 90 mil. Pues según explican estos portales hay compradores dispuestos a pagar casi 100 mil dólares por un Tesla usado.

euro-318482_640Analicemos cuál es el problema de base. Lo que sucedió fue que las expectativas de comercialización que se tuvieron cuando se lanzó este modelo al mercado, se vieron rápidamente superadas, por lo tanto si un conductor quiere uno de esos modelos, debe esperar un tiempo determinado o comprarse uno usado a los precios que indiquen las fluctuaciones del mercado.

La contrapartida está en la bolsa de valores donde los inversores de Tesla están siendo víctimas de la duda, ya que se han presentado unos cuantos accidentes con estos coches en los que por fortuna no hubo heridos, pero que le costaron caro a la empresa en dinero y en prestigio.

Por esa causa las acciones de la empresa sufrieron una serie de caídas y recuperaciones a lo largo del año pasado y las perspectivas siguen siendo inciertas, según los inversores que obviamente suelen fijarse más en las pérdidas que en las ganancias y ninguno de ellos es candidato a esperar un coche o a comprarlo de segunda mano.

Publicidad: