El plan pive francés: 10.000 euros por un diesel con la compra de un eléctrico

Destino-Francia

Una medida altamente sospechosa. Áquel que desguace un vehículo diesel y se compre un coche eléctrico recibirá pronto 10.000 euros del gobierno francés. La medida será ante todo de beneficio para un fabricante en concreto.

Ségolène Royal: la ministra de medio ambiente y exmujer de Francoise Hollande tiene un gran reto delante de si. Se trata del cambio energético. Parte de la estrategia será, junto al fortalecimiento de energías renovables y el mejor aislamiento térmico de las viviendas, fomentar el coche eléctrico. Ya de por sí, Francia destaca como ningún otro país con su subvención de 6.300 euros en la compra de dichos coches.

Ahora el gobierno central de Paris pone la guinda. En el futuro los usuarios de un coche diesel que lo lleven al desguace y compren a cambio un vehículo eléctrico recibirán 10.000 euros.

La iniciativa es parte de la ley de cambio energético que se votará en el parlamento francés en 2015. Todos los franceses han de tener acceso a un vehículo eléctrico, dicen desde el Ministerio de Medio Ambiente.

De esta manera se espera mejorar el crecimiento de un sector un tanto raquítico. El pasado año apenas se vendieron 8.779 nuevas unidades eléctricas en territorio francés. Lo que viene a ser un vago 0,49 por ciento del mercado. Y el 2014 no se espera mucho mejor.

Renault_ZOE_029La medida tiene una doble intención. Por un lado reducir la contaminación de partículas de polvo y dióxido de carbono emitida por los diesel y por otro lado ayudar a la industria nacional. Pero ante todo será el fabricante Renault el que mayores ventajas obtenga de la medida.

El fabricante francés, que se ha perjurado en la fabricación de vehículos eléctricos, podrá recuperar ventas. Sobre todo con su Renault Zoe, un coche que no esta teniendo buena salida en el mercado nacional aún siendo el coche predilecto de los franceses. El coche cuesta sin subvención 21.000 euros y con ello significativamente mucho más que un vehículo de gama baja con motor de explosión y similares características.

Además hay que sumarle el alquiler de la batería que vienen siendo 50 euros mensuales. Un coste adicional que consume el ahorro que vendría a ser el coste de la recarga energética en vez de llenar el depósito con gasolina o diesel.

Buena suerte, Francia!!

Publicidad: