El enchufe: ¿es o no es un tirano?

Enchufe coche eléctricoLa cantidad de ofertas de coches que son eléctricos al 100 % es realmente enorme y hay una gran variedad de modelos en el mercado. Desde los Renault Zoe y Twizzy, el Citroën Ce-Zero, el Nissan Leaf, el Mitsubishi i-Miev, el Kia Soul, el BMW i3, las furgonetas Partner, Berlingo, la Kangoo de Renault o la eNV200 de Nissan, hasta la berlina Tesla Model S sin dudas hay para todos los gustos.
Pero ante la pregunta de si es realmente rentable tener un coche eléctrico, por más de moda que esté y por muy ecológico que sea, la respuesta es una sola: todo depende del uso que se le vaya a dar, ya que la conducción estará condicionada por la autonomía. Y es que la realidad dice que si la batería se agota el coche no se mueve, por eso la historia de la tiranía de los enchufes.Echufe coche eléctrico 2
Básicamente como todo en la vida tener un coche eléctrico que resulte útil y rentable, solo depende de que quien vaya a conducirlo sea una persona capaz de planificar de manera coherente sus desplazamientos teniendo en cuenta cuales son los límites que la autonomía le impone. Los parámetros que maneja la Unión Europea aseguran que la gran mayoría de las personas que usan sus vehículos para ir a trabajar no hacen más de 50 kilómetros diarios.
Eso implica que si usted es un ciudadano medio y está pensando en comprarse un vehículo cuya autonomía sea de 180 kilómetros tendrá que recargar la batería cada 3 días. Tan fácil como eso. Claro que para llevar a cabo esa recarga necesitará poder acceder a un enchufe que le permita dejar la batería conectada toda la noche, para lo que necesitará un garaje y si en su trabajo dispone de otro lugar así, mejor que mejor, porque este proceso no se hace en cinco minutos, sino en unas 8 horas.
En definitiva, que para los desplazamientos cortos y habituales, los coches eléctricos son la solución ideal pues no requieren más que un poco de control y con algo de previsión el enchufe no debe ser un tirano y además: son seguros, no contaminan, son ecológicos y resultan muchísimo más baratos de mantener que los tradicionales.

Publicidad: