Diferencias básicas entre un coche eléctrico y un coche común

Para conducir un coche eléctrico no se requiere de pericia. Las diferencias más básicas con un coche de procedencia común vienen a ser diferentes tipos de sensaciones y emociones. Desde la autonomía, el conducir sin necesidad de repostar, el tipo de recarga o el manejo de los cables hasta sensaciones como el silencio o la tranquilidad de saber que se esta conduciendo un coche ecológico.
nissan_leaf_chademoChrging

La autonomía.

La primera y más radical diferencia entre un coche común y un eléctrico es su autonomía. Un eléctrico puro tiene alrededor de los 100 kilómetros y un híbrido enchufable alrededor de los 30 kilómetros. Esta primera limitación obliga al conductor de un eléctrico a pensar más veces en el “repostaje“. No se trata de una limitación tecnológico sino de margen de beneficios de los constructores. La realidad es que hay coches eléctricos puros como el Model S de Tesla que tienen autonomía hasta los 390 kilómetros y un motor con un rendimiento elevadísimo. Pero claro, por 72.000 euros.

La gran pregunta de la capacidad de autonomía.

Por lo general en un híbrido enchufable la tranquilidad del conductor esta garantizada pues cuando deja de funcionar el motor eléctrico salta el de explosión por lo que se puede conducir sin preocupaciones. En un eléctrico puro si es verdad, que cuando el vehículo entra en reserva, ajustado a 10 kilómetros y no como en los comunes que esta en 80 kilómetros, pues al cuerpo le entra el nerviosismo.

El cableado

Otro gran inconveniente de los eléctricos es manejarse con los cables de recarga. Ubicados en muchos casos en un compartimento especial bajo el suelo del maletero, son pesados, rígidos y voluminosos. Manejarlo en el punto de recarga te llevará además tu tiempo.IC-CPD_Mode2_Ladekabel_SCHUKO_13A_

La primera gran ventaja del coche eléctrico: El silencio.

Una vez que esta en marcha el coche eléctrico y se rueda con él, la primera impresión es el silencio. Con una respuesta de aceleración suave pero instantánea, el conductor no rodará en el más absoluto de los silencios. La potencia del coche equivale a lo indicado por el fabricante y los humos de los demás pronto se convertirán en algo molesto para el conductor de un eléctrico.

La segunda gran ventaja del coche eléctrico: El coste de los kilómetros.

Los usuarios de un vehículo eléctrico disfrutarán como niños cuando a final de mes sobre dinero. Teniéndo además en cuenta que las eléctricas han instalado una tarifa “súper valle“ entre la una de la madrugada y las siete de la mañana el coste de recarga puede llegar a ser cuatro veces menor. Por tanto la recarga puede salir a euro cada 100 kilómetros.

Los puntos de recarga.

En España ya existen muchos puntos de recarga públicos. Muchos se encuentran en centros comerciales o en aparcamientos públicos. Pero el gran manco es conocer quién los puede usar, si están operativos, que tipo de conectores emplean, si son gratuitos o de coste o como es el estado de ocupación en el momento. Hay una tarjeta patrocinada por el Estado por el plan Movele pero las mayorías de estaciones funcionan con un enchufe normal siendo la carga lenta y además con uso limitado a 3,5 horas. Si quieres más información sobre los puntos de recarga que puedes encontrar consulta nuestra sección: Puntos de recarga.

Publicidad: