De camino a la homogenización de los costes – 2024 los costes estarían equiparados -

Los costes totales de vehículos eléctricos según organizaciones de consumidores se podrían equiparar con los costes totales de los coches de combustión convencional a lo largo de la próxima década. Éste es el resultado de un estudio europeo.

Esto supondría además las directrices de los reguladores legislativos, así los autores del estudio encargado por la Organización Europea de Consumidores beuc. Según el estudio, los costes totales de propiedad para los primeros cuatro años serían iguales a los costes de un coche de gasolina. Se han integrado en los cálculos coste de compra, posible beneficio de venta, combustible, mantenimiento, seguros e impuestos.

En conformidad de la adecuación los ciclos de desarrollo en 5-7 años para grandes fabricantes de coches, la tendencia actual es de la decarbonización para 2020. Esto conlleva nuevos objetivos de CO2 para 2025. La Comisión Europea ha dispuesto objetivos ambiciosos climáticos con la intención de alcanzar reducciones de hasta un 80% en el total de emsiones para 2050 con niveles de 1990.

En base a éstos objetivos BEUC encarga el análisis de costes y eficiencia entre vehículos convencionales de gasolina y diesel así como vehículos eléctricos, híbridos e híbridos enchufables. Vehículos de hidrógeno también se incluyen.

Los costes totales de propiedad para los diversos trenes de tracción han sido calculados para primeros, segundos y terceros propietarios durante el ciclo de vida del vehículo en el período 2015 – 30. El resultado es una fuerte convergencia entre los costes sin subsidios entre vehículos eléctricos e híbridos con vehículos de combustión convencional sobre una base de un tiempo de cuatro años.

Se define que todos las tracciones a excepción del hidrógeno, tendrán menores costes de propiedad en 2030 comparado con vehículos de combustión en 2015. Las estimaciones en concreto pasan por la equiparidad de costes de vehículos eléctricos y vehículos diesel para primeros propietarios en 2030.

Vehículos híbridos enchufables demuestran incluso costes de propiedad más competitivos sobre el total del ciclo de vida comparado con vehículos de combustión convencional. Puesto que la mayoría de costes de depreciación recaen sobre el primer propietario, segundos y terceros propietarios encaran precios de adquisición similares sobre todos los trenes de tracciones pudiendo además beneficiarse de las ventajas de costes de mantenimiento más bajos de híbridos.

Los eléctricos y los híbridos muestran los costes de propiedad más bajos de todos los vehículos para segundos y terceros propietarios siendo un eléctrico 6.900 EUR más barato que un gasolina y 3.400 EUR más barato que un diesel para 2025.

El estudio considera incluso el coste de reposición de baterías para vehículos híbridos a lo largo de sus ciclos los cuáles incrementan en caso de reposición completa los costes de propiedad para éstos vehículos. Los costes adicionales se pueden mitigar por medio de reposiciones parciales extendiendo el ciclo de vida operativo de vehículos con baterías nuevas o el valor residual de baterías reutilizadas que pueden ser empleadas en otros sectores como en el almacenamiento doméstico.

Publicidad: