Citroen C4 Cactus Airflow 2l

Basado en el exitoso C4 Cactus comercializado hará unos meses, la casa francesa ha preparado y presentado en el Salón de Paris un prototipo híbrido del Cactus. El C4 Cactus es un coche que ya tiene mucho a cuestas. Se presentó un primer concepto en el año 2007.

En aquella época la presentación de un coche pensado por y para la conducción donde el placer predominaba sobre lo utilitario tuvo más de espectáculo que de otras cosas. Un coche que parece espectacular pero en realidad no lo es, la sencillez predomina en todo el C4 Cactus. De ello dan fe las dos pantallas táctiles por medio de las cuáles se controlan todas las funciones, botones e interruptores no existen.

La versión híbrida Airflow no es menos. Un prototipo de citroen híbrido con mejor aerodinámica, menos peso que combina en conjunto un motor de gasolina y aire comprimído. Un coche que ha resultado como el que menor consumo tiene, junto con el Prius sería de los pocos que consumen apenas 2 litros a los cien kilómetros.

La propulsión híbrida se compone de un motor de gasolina de 82 caballos junto a dos bombas hidráulicas que vienen a ser
cargadas con aire comprimido. Por medio del clásico engranaje planetario se combina el funcionamiento de ambos motores.

Es un coche que sin quererlo llama la atención tanto por su diseño exterior como por el interior. Por fuera llaman la forma sus acolchamientos en los laterales y su forma abombada por la parte frontal. El interior denota simpatía y colorido. Destaca el banco que sustituye a los asientos convencionales.

También juega un importante papel en el futuro nuevo Citroen C4 Cactus su aerodinamismo. Éste ha sido optimizado en un 20 por ciento. Cuenta con unos bajos completamente carenados, unos neumáticos con más diámetro y menos ancho y el alerón ubicado sobre el cristal trasero es más largo. Además el frontal cuenta con mejoras como son las tres tomas de aire que se abren según necesidad. No tiene retrovisores sino cámaras y otra medida son una serie de pequeñas piezas móviles ubicadas entre los radios de las llantas y según actúe la fuerza centrífuga se abren o cierran de manera tal que canalizan mejor el aire en la zona de las ruedas.

La última gran medida del C4 Cactus Airflow es su peso. Gracias a emplear más materiales como el aluminio tanto en capó como en el chasis y a materiales como el carbono reforzado se logra reducir el peso en 100 kilogramos.

Todavía no se sabe nada sobre el Citroen C4 Cactus precio.

Publicidad: