China entabla la estrategia de poder por medio de la electromovilidad

chinese-evs

El gobierno de la República Popular de China quiere que los fabricantes nacionales sean líderes de la electromovilidad. A estos resultados llega el Mercator Institute for China Studies en un estudio actual. No obstante empresas chinas así como BYD son escépticos del éxito de la electromovilidad en el sector de los turismos.

La intención es recortar el poder de empresas extranjeras en el mercado automotor chino. Pero el medio ambiente y los temas energéticos no son prioritarios dicen desde el Mercator Institute. Más bien el gobierno chino busca con sus políticas un instrumento de poder contra las grandes multinacionales.

Según los planes del gobierno chino se espera para 2015 medio millón de vehículos eléctricos sobre carreteras chinas. Para 2020 deberían de ser incluso cinco millones. Ante todo es objetivo que el sector público cambie a la electromovilidad.

ChinaDesde la primavera de 2013 que la electromovilidad esta en auge en China. El gobierno chino ve en ésta rama la única opción de hacer de China un país fuerte en el sector coches.

La asociación por medio de joint ventures de empresas chinas con empresas extranjeras como por ejemplo Volkswagen se remonta incluso a más de 30 años. No obstante las empresas chinas representan bajas cifras de ventas. El gobierno chino no ve en consecuencia apenas posibilidades de desbancar a las grandes multinacionales extranjeras por ello que apuesta por la electromovilidad. El gobierno chino esta desarrollando a marchas forzadas políticas y programas estimuladores de la electromovilidad.

De esta manera los constructores locales pueden ofrecer sus modelos eléctricos a muy buenos precios. Según equipamiento el Beiqi E150EV cuesta hasta 14.000 euros, el BYD E6 hasta los 26.900 euros mientras que los modelos de importación de BMW o Tesla cuestan desde los 54.000 hasta los 102.000 euros.

Publicidad: