Audi Q5 hybrid quattro


Se trata de la versión híbrida del Audi Q5 que junto al A6 híbrido son las dos únicas variantes híbridas de la casa alemana Audi. Lleva una motorización 2.0 TFSI a la cuál hay que añadir un motor eléctrico de 54 caballos. En conjunto ofrecen una potencia máxima de 245 caballos.

Al tratarse de un versión híbrida el coche se puede desplazar en modo completamente eléctrico durante un tiempo. Cuenta con tres modos de conducción: en el modo EV se puede conducir de manera 100 % eléctrica hasta una velocidad de 100 km/h durante 3 kilómetros, en el modo D se mantiene un equilibrio entre los rendimientos y el consumo y finalmente el modo S en el cuál se dispone de toda la potencia. En el modo normal el motor eléctrico apenas trabaja con el térmico a no ser que se acelere a fondo en lo que Audi ha denominado boost.

En el panel de instrumentos el Audi Q5 hybrid quattro cuenta con un Power Meter en vez de un cuentarevoluciones. En éste se indica un porcentaje de la potencia de la que se esta haciendo uso en cada momento. Al iniciar el arranque del vehículo la aguja se coloca en una posición de Ready. En la tabla baja de 0 a 30 por ciento el coche trabaja fundamentalmente con el motor eléctrico y hasta el 100 % trabaja con el motor térmico. Por encima del 100 % entra en el juego el llamado boost. Por debajo del 0 % el coche recupera energía mediante la deceleración.

El Audi Q5 hybrid quattro tiene un precio de 61.985 euros, cuesta alrededor de 10.000 euros más que la versión de gasolina. La mitad de ésta diferencia se puede achacar a un mejor equipamiento en la versión híbrida que en la versión gasolina. La versión híbrida cuenta con asientos traseros deslizables longitudinalmente, navegador MMI plus, llantas 19 pulgadas y pintura al completo. El cambio del coche es un tiptronic.

La motorización como ya se ha indicado es un 2.0 TFSI con un consumo en ciclo homologado de 6,9 litros a los cien kilómetros y unas emisiones combinadas de 159 gr CO2 por kilómetro.

El coche Q5 en su versión híbrida pesa 1.985 kilogramos, es 155 kilogramos más pesado que la versión normal. Es 25 mm más bajo debido a la suspensión. La batería de ion litio tiene un peso de 36,7 kilogramos y va ubicado debajo del suelo del maletero. Cuenta con 72 celdas y tiene 266 V. La capacidad de la batería es de 1,36 kWh y esta refrigerada de dos formas: mediante la introducción de aire en el habitáculo y mediante un circuito propio de refrigeración que emplea el compresor del aire acondicionado.

Publicidad: