Argentina se postula como garante de la movilidad sostenible en sudamérica

autos-electricos-2140026w620

 

 

El país del cono sur de Ámerica esta llevando a cabo reuniones al más alto nivel en temas de movilidad eléctrica. La administración de Mauricio Macri esta conversando con fabricantes y actores del sector eléctrico para la implementación de éste tipo de vehículos en Argentina.

Un país en plena transición democrática, tras diez años de kirchenirismo ha llegado al gobierno un líder carismático y abierto a nuevos procesos.

A día de hoy, si bien ya se han homologado vehículos como el Renault Kangoo Z.E. y el Nissan Leaf, la realidad pasa que éstos dos coches aún no se comercializan y en general falta oferta.

Por otro lado, las iniciativas de empresarios nacionales no faltan. El Sero sería el primer vehículo eléctrico fabricado en la misma Argentina. Es un coche que tendría una autonomía de 50 a 70 kilómetros y un costo unitario de entre 10.000 y 12.000 US$. Lo que en Europa llamamos micro-car sería una realidad para los argentinos en el día a día.

Un coche que no circula a más de 45 km/h y que no mide más de 2,5 metros. Pero es un vehículo libre de emisiones e ideal para las grandes urbes del país.

Se esta discutiendo la legislación correspondiente para éste tipo de coches. Se ha impulsado en enero de éste año una propuesta de ley para que éste tipo de vehículos pudieran circular por Buenos Aires. Las estimaciones de fabricación del Sero rondan las 600 unidades anuales.

Por otro lado, faltan impulsos por parte de las autoridades. No hay una fiscalidad concreta ni subvención alguna para el coche eléctrico en Argentina. Además, la infraestructura de recarga es inexistente.
No obstante, éstos escollos no intimidan a los políticos locales y a los empresarios y asociaciones del sector. La Asociación Argentina de Vehículos Eléctricos y Alternativos (AAVEA) ha valorado de manera positiva la primera ronda de contactos con el gobierno para la regulación y el control de éstos coches mediante permisos especiales.

Argentina es un país que no se ve afectado por la contaminación ambiental como otros países del continente americano u otros países del mundo. También el sector automotor de fabricantes es uno de los más importantes del continente. Ésto sería un punto a favor para la producción en masa de coches eléctricos.
Por lo pronto parece ser que se cuenta con el beneplácito de la misma Presidencia de la República por lo que las reuniones iniciadas en la Mesa de Vehículos Eléctricos y Movilidad Alternativa son solo vistas con buenos ojos.

Publicidad: