A por el carnet de conducir en coche eléctrico

Frank Zimmer, gerente de la autoescuela Easy-Drive en la Comunidad Autónoma Baden Württemberg al sur de Alemania es un pionero. Se trata de la primera autoescuela de la zona que ofrece clases prácticas de conducir en vehículo eléctrico. El vehículo en cuestión es un Renault Zoe subvencionado por el gobierno regional con 7.500 Euros.

La ventajas naturales son muchas: sin contaminación acústica y sin contaminación de gases. Los iniciantes en la técnica de la conducción desarrollan sus primeras clases en un coche completamente eléctrico. La ventajas propias de éste tipo de prácticas son los hábitos conductivos que adquieren los alumnos con éste tipo de vehículo.

Además como los coches eléctricos disponen de cambio automático, el alumno se puede concentrar totalmente sobre en el tráfico. Esto facilita el aprendizaje y aumenta la seguridad vial.

El propietario de la autoescuela emplea el coche eléctrico para el total de las clases básicas. Los alumnos pueden además realizar recorridos con el Renault Zoe en autopista, carretera comarcal y durante la noche. Es probable que pronto se puedan realizar los exámenes de carnet con el coche eléctrico.

Frank Zimmer pone además una guinda al pastel. Para la recarga de su Renault Zoe dispone de fuente de energías renovables. El grupo “Energiedienst“ promueve el proyecto con una electrolínear en el domicilio de Frank. Por otro lado, la autoescuela obtiene parte de la energía anual para la recarga de manera gratuíta.

La Comunidad Autónoma Baden Württemberg promueve el coche eléctrico de autoescuela con mayor implicación económica que un coche de tracción convencional. La subvención máxima para un coche eléctrico es de 10.000 Euros y la de un vehículo híbrido 7.500 Euros. El leasing también es subvencionable. La única condición de una autoescuela perteneciente a éste Bundesland es utilizar el vehículo para clases de conducción al menos durante tres años.

Publicidad: